Alerta roja frontera con Brasil: Científicos advierten que "podría empezar la pandemia de cero"

Un grupo de científicos y figuras reconocidas reclama en una carta al Gobierno Nacional el cierre transitorio de la frontera con Brasil y demás países vecinos para evitar que la cepa de coronavirus originada en la ciudad brasileña de Manaos se propague en el país


Desde hace más de una semana Brasil se ha vuelto a convertir en el epicentro de la pandemia a nivel global. Con un ritmo de contagios y muertes alarmante, una estrategia de inoculación que no avanza, hallazgos de nuevas mutaciones del virus, y un sistema sanitario en gran parte colapsado, el gigante sudamericano se convirtió en un verdadero riesgo para la región, y pone en alerta al resto del mundo. VER - Alerta en Corrientes: enviaron muestras al Malbrán para analizar si se trata de la "cepa brasileña" Esta mañana, alrededor de 50 científicos, en su mayoría pertenecientes al Conicet, pusieron en circulación una carta para pedir a las autoridades el cierre transitorio de fronteras y evitar, o al menos demorar, el avance de la cepa de COVID-19 que surgió en Manaos e hizo estragos en todo Brasil.

Cada vez más referentes de distintas áreas se adhieren a la petición y firman el documento. Consideran que la reducción de vuelos no es suficiente y piden medidas también en las fronteras terrestres y cuarentenas estrictas para quienes retornen de sitios con brotes. Si esa cepa comienza a expandirse, alertan, “puede ser como empezar una pandemia de cero y posiblemente peor”.

Este lunes, el Ministerio de Salud de Corrientes confirmó que cuatro muestras tomadas en Ituzaingó fueron enviadas al Instituto Malbrán para determinar si corresponden a la variante "brasilera" del Covid-19. Se trataría de "personas que vinieron desde el exterior o tuvieron contacto directo con alguna persona de nacionalidad brasilera", explicó la directora de Epidemiología, Angelina Bobadilla.

Horas después, el gobernador Gustavo Valdés confirmó que la ciudad regresa a fase 3 desde este martes. La última semana el promedio de casos en Brasil llegó a un nivel récord: 70.593 diarios (más del 55% frente a la media semanal de hace un mes). Así también, el promedio de decesos diarios alcanzó un récord de 1.762 muertes. Con este alarmante repunte, Brasil superó el sábado a India en número de contagios y volvió a ubicarse como el segundo país con más infectados, sólo superado por Estados Unidos.

También es el segundo a nivel mundo en número de muertes. Con sus 210 millones de habitantes, Brasil acumula el 10,4% de los muertos por COVID-19 en todo el mundo, y el 9,5% del total de contagios. “La situación en Brasil ha empeorado, con una incidencia muy alta de casos y un aumento de los incidentes de muerte en todo el país”, manifestó Michael Ryan, director de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien además reconoció la preocupación a nivel internacional “respecto al aumento de la transmisibilidad y letalidad” de la cepa brasileña (según algunos estudios, puede ser hasta dos veces más contagiosa que la variante original del coronavirus).

Los especialistas consideran alarmante “el surgimiento de variantes nuevas de SARS-CoV-2 que se caracterizan por su mayor transmisibilidad, la mayor gravedad de los cuadros clínicos que ocasionan y, particularmente, por su capacidad de evadir la inmunidad protectora que confiere tanto la previa infección, como algunas de las vacunas que actualmente se están administrando”.

No obstante, su preocupación central es la cepa P.1, la variante brasileña surgida en la Amazonia. “Estamos pidiendo vuelos 0. Cancelar los vuelos que van hacia Brasil y pausar la repatriación de las personas que están allá o llevarla a cabo con una cuarentena estricta y controlada", pidieron. Y explicaron que "lo que vemos de la variante de Manaos, la variante P.1, es que no solo es más contagiosa sino que es capaz de infectar a personas que ya habían tenido coronavirus, es decir, de producir reinfecciones.

Eso es lo que hace que permitir su circulación sea como arrancar una pandemia prácticamente de cero". "En un contexto en donde los cuidados y las medidas de restricción son mucho menores a las del año pasado, si comenzara a circular de manera comunitaria esta variante, la velocidad de crecimiento de los casos sería espeluznante y realmente caótica”, explicó consultado por este medio Rodrigo Quiroga, doctor en Ciencias Químicas de la UBA, y especialista en análisis de datos y bioinformático del CONICET.


0 Comentarios
Publicado el 16/03/21
Real Time Web Analytics