La dudosa muerte de una niña desnudó graves problemas en el Hospital de Pinedo

Días atrás, una joven de 13 años fallecía en un Sanatorio Privado de la ciudad de Charata tras un confuso episodio. La adolescente había estado internada en el Hospital “Dr. Isaac Waisman” de General Pinedo.


Días atrás, una joven de 13 años fallecía en un Sanatorio Privado de la ciudad de Charata tras un confuso episodio. La adolescente había estado internada en el Hospital “Dr. Isaac Waisman” de General Pinedo, desde horas de la mañana del viernes, con un alto grado de descompensación y por la noche el médico informaba a la familia su deceso.

Tras la noticia, una familiar de la joven cuenta a este medio que se acercó hasta la camilla de Thiara procediendo a practicarle una Reanimación Cardiopulmar (RCP), por un momento, logrando reactivar el pulso de niña. Horas más tarde, tras el traslado, médicos informaban a la familia que la joven ya se encontraba sin signos vitales.

La madre de la joven narró cómo ocurrieron los hechos en el nosocomio, “mi hija primero me decía ‘Ma, llevame al baño’ y después no me pidió más para ir. Le pedimos al doctor llevarla al mediodía a Sáenz Peña, en una ambulancia y nos dijo que no había necesidad, que mi hija estaba bajo su vigilancia y la de los enfermeros.

Él venía y nos decía que mi hija estaba bien, que me tenía que tranquilizar y yo le decía que cada vez estaba peor” Cerca de las 19:30 de la noche del viernes, el doctor de guardia informó a la familia que la joven había fallecido, Rocío una de sus familiares comenzó a practicarle RCP, “yo le apretaba el pecho y mi hermana soplaba en su boca, puse mi mano en su corazón y sentí que latía. Llamé al doctor y nunca apareció, le dije a la enfermera y ella me dijo que tenía razón, que su corazón estaba latiendo”

“Cuando el médico apareció, nos dijo que eso no podía ser. Esperamos la ambulancia que nunca llegaba, vinieron los bomberos y entre todos le hacíamos reanimación. Ella llegó con vida al Hospital pero después vino un policía y le dijo a mi tía que había fallecido”, dijo Rocío.

La respuesta del médico

Por su parte, Fabricio Ramírez -médico de turno del Hospital-, quién había atendido a la joven dentro del nosocomio dijo que llegó, “con un cuadro de cefalea y vómitos”, agregando al respecto que se trata de un hospital de baja complejidad, “tenemos lo básico para funcionar pero se realizaron los estudios básicos de laboratorio, lo cual se le pudo determinar que todos los parámetros estaban normales pero a media tarde la joven se empezó a descompensar”

“En el Hospital estuvimos presentes en todo momento ante cada requisito de la madre, pero nosotros tenemos una sola ambulancia -inclusive prestada por el pueblo vecino porque las nuestras están rotas-, cuando aproximadamente a las 19:30 se descompensa, se le hace una reanimación con todo el equipo de salud y posteriormente se deriva la paciente a un Sanatorio Privado de Charata”, fundamentó el médico. “Yo lamentablemente me siento triste, más allá de ser médico soy un ser humano normal y padre de familia, estaba atendiendo a gente que también se había amotinado y lastimado, también teníamos presencia policial en ese momento en el hospital”, explicó Ramírez.

“Tenemos un solo médico de guardia para atender todas las necesidades de la población. Yo conozco la familia, el papá de la niña estaba trabajando en mi casa. Nosotros estamos luchando al límite en nuestra institución. La verdad es que hay que seguir luchando por la salud pública. No dejarla caer porque sino vamos terminar todos enfermos y frustrados”, concluyó.

Fuente: Diario 21


0 Comentarios
Publicado el 05/02/19


Radio WEB